miércoles, 13 de febrero de 2019

Melias, Melia azedarach, en inminente peligro




Se trata de un grupo de Melias (Melia azedarach) también conocido como cinamomo, paraíso, ubicadas al lado del mercado de la Puerta de la Carne en la confluencia de las calles Alejo Fernandez y Pedro Roldan, no se los años que pueden tener, pero son árboles que se ven en buen estado y con un tamaño más que aceptable para dar frescor y sombra en su entorno 


Parece que se ha elaborado un proyecto para restaurar el mercado, que lleva años en autentico deterioro, y quienes se hacen cargo del proyecto les molestan los árboles y quieren eliminarlos



Habría que recordar a las autoridades que han dado el para bien al proyecto que el bien general esta muy por encima del bien particular de cualquier negocio o empresario

El bien particular es que Sevilla y sus ciudadanos necesitamos sus árboles y su sombra para amortiguar las altas temperaturas que sufre la ciudad

Y que mientras el mundo y muchísimos países y ciudades están luchando contra el cambio climático, Sevilla se esta desertizando y consiguiendo que circular por muchísimos puntos de ella se convierta en un martirio 

Sevilla quería presumir y conseguir el título de Sevilla verde y… lleva camino, como no decidan pintarla de verde esto es solo una quimera, claro que a lo mejor presentan fotos trucadas para conseguirlo  


Somos muchos lo ciudadanos que demandamos, estamos en derecho de hacerlo, que este proyecto sea reconsiderado y dejen a los árboles en este caso a las Melias en su sitio y en paz.


Y sería de agradecer que dejen de jugar con el concepto de peligrosidad, peligroso es vivir y vivimos, peligroso es pasear sobre los acerados y las calzadas de Sevilla y paseamos, peligroso es andar entre bicis y patines de personas no formadas y andamos.

Me decía un profesional de la sanidad que allí donde está el ser humano está el peligro

Antes de cortar un árbol primero debería ser tratado por buenos expertos y profesionales, no realizarles esas podas tan agresivas, no cerrarles el espacio donde se ubican, y procurar tratarlos como ciudadanos necesarios que son  

Los árboles en esta ciudad, su lamentable estado se encuentra en el trato que reciben por parte de quienes los deberían de proteger

Y desde luego no propiciar que cualquiera que tenga un negocio elimine un árbol que le molesta sin que tenga ningún tipo de consecuencia. Recordemos que los árboles en la ciudad no son propiedad privada sino de todos y cada uno de los ciudadanos

Esto pasa en Sevilla sobre todo con los bares, no solo nos roban espacio sino también nos roban el arbolado, pero a los ciudadanos nadie nos compensa

miércoles, 30 de enero de 2019

También lo setos forman parte del patrimonio vegetal, que es de todos, y que se debe conservar “Sevilla, ciudad verde”




Verde que te quiero verde “Será por la bandera del Betis”

No solo son los árboles los que sufren rechazo y mal trato en Sevilla, este también abarca a los setos, setos que poco a poco van desapareciendo sin que nadie clame por ellos

Gran mayoría de las zonas ajardinadas de esta localidad que estaban adornadas por parterres rodeados de setos de ELBOJ: Buxus sempervirens / Bonetero: Euonymus europaeus Myrto, arrayan: Myrtus comunisy un etc aparecen con este desaparecido a casi desaparecido, nadie hade porque esto no sea así, nadie los repuebla, quizás algo de culpa sea de los vecinos por negligencia o despreocupación, pero está claro que también es de Parques y Jardines por no buscar la solución para que esto no suceda

A algunos les he oído decir que atraen ratas, puede ser, pero seguro que no es el seto, sino la “Mierda” que bajo ellos se acumula y nadie limpia, en la parada de la línea 2 existente frente al centro comercial Alcampo he visto y denunciado de todo, zapatos, perchas, paraguas, bolsas a mogollón, vasos, botellas y… ratas  

Los deteriorados y casi inexistentes setos de los parterres delante de los Juzgados de la plazoleta denominada de los letrados situada en pleno centro de la ciudad zona muy visitada por todos sevillanos y visitantes sucede la mismo, los setos de pena y sus bajos en la mayoría de las ocasiones llenos de inmundicias

Por cierto, en esta plaza, existen unos preciosos grupos de palmeras dejadas de la mano de Dios

Volviendo a los setos, frente al palacio de San Telmo, rodeando el jardín de Cristina existía toda una hilera de Viburnum timus que, en su época de floración, casi todo el año era espectacular, de la noche a la mañana desapareció dejando al desnudo la hilera de plátanos de sombra  

En la Ronda del Tamarguillo,  existían setos de Pitosporo: (Pittosporum tobira)a lo largo dee toda su trayectoria. justo en el tramo denominado Clemente Hidalgo Ha sido eliminado en su mayor parte, solo queda ahora mismo una pequeña muestra en el comienzo y el tramo que existe delante de la Policía y la nueva zona ajardina de la Ranilla, el resto, menos mal que han dejado los árboles, pero el seto ha sido sustituido por lo que al parecer mas falta le hace a Sevilla y sus ciudadanos, losas de “cemento” lo que mas alivia las rigurosas temperaturas del verano y de una avenida que por su anchura debería conservar este seto 

Si así siguen las cosas, Sevilla llegará a ser peor que un desierto, algunas zonas ya lo son














Enfrente de la puerta de los Jardines de la Ranilla existe una palmera que por su tamaño y sus tres hermosos brazos merecería un cuidado que creo nadie le da, 





Parques y jardines y el ayuntamiento han tenido mucha prisa y han dedicado muchos esfuerzos a eliminar árboles y setos y a practicar podas por todos, incluidos los expertos, criticadas por agresivas, quizás debería dedicar algún esfuerzo en la conservación de nuestro patrimonio vegetal que es primordial para tener algo de confort en esta ciudad y porque está claro que forma parte de la vida

No puedo explicarme el deseo de que Sevilla sea titulada “Ciudad verde” y esa fobia desenfrenada que lleva a eliminar el que hay, muchos, seguro que se podrían salvar, en muchas ciudades, incluso pueblos, antes de eliminar un árbol hacen todo lo posible por encontrar soluciones para conservarlos

Claro que lo primordial es respetarlos, cuidarlos para evitar situaciones extremas, no olvidemos que el árbol cumple sus deberes como ser vivo que es, por lo que debería ser considerado un ciudadano más con todos sus derechos

No nos cansaremos de defender nuestros espacios verdes que en última instancia es también una defensa contra el cambio climático que tanto esta en boca de los políticos, ja, ja, para rellenar discursos sin intenciones. 

Y recordar que en la limpieza y el cuidado a sus árboles se aprecia la cultura de un pueblo