miércoles, 26 de junio de 2013

Eutetranychus Orientalis Klein en los jardines de Sevilla

 
Eutetranychus orientalis Klein en los Jardines de Sevilla.
Pedro Torrent Chocarro.
Servicio de Parques y Jardines del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla. 

Antecedentes.

Las extremas condiciones de calor y falta de humedad que están soportando estos años nuestros jardines, someten a los elementos vegetales a un límite de su capacidad de resistencia. Los síntomas de este estrés son un decaimiento de los tejidos foliares, amarilleamiento de parte de las hojas en muchos casos, debido a una fuerte transpiración y falta de suministro de agua vía radicular. Cuando el árbol o el arbusto está establecido, tiene desarrollado su sistema radicular y está adaptado a nuestro clima, es capaz de soportar estos embates extremos. Si por el contrario la especie no es adecuada para nuestra zona, o todavía no ha llegado a desarrollar unas raíces que le aseguren una autonomía, la solución es un aporte de agua extra mediante riego. 

La Melia azedarach, es una especie de árbol utilizada en viario en Sevilla y que hasta el momento ostentaba la característica de no ser huésped de ninguna plaga conocida.

En el verano del 2003 se detectaron focos en agosto de una nueva especie de ácaro que en vez de desarrollarse en el envés de la hoja, se encuentra en el haz. Este año el día 1 de agosto se está repitiendo la situación. 

Ácaros normales en Sevilla.
 
Focos abundantes de Tetranychus urticae Koch, afectan arbolado viario (Robinias, fresnos, chopos, arces, eleagnus, catalpa, ..) y arbustos como adelfa que presentan síntomas claros de su ataque por las deformaciones de sus hojas nuevas. Otros arbustos y plantas florales habitualmente visitado por T. urticae son: lantana, jazmín, madreselva, datura, pitosporo, rosa, salvia, verbena, tecomaria. Uno de los síntomas típicos es la decoloración de hojas o foliolos en la base o alrededor de los nervios. Esta decoloración aumenta en caso de persistir el ataque, llegando a secar la hoja y provocando su caída. Cuando miramos el envés, se aprecian las colonias de araña roja con presencia de fibras entrelazadas que las protegen. En condiciones normales, las poblaciones de insectos auxiliares y cualquier lluvia esporádica primaveral, consigue aplacar el ataque. En caso contrario, se deben adoptar medidas de tratamiento, si los niveles son elevados. Productos recomendados para su control y registrados para ornamentales, son Amitraz, Azocicloestan, Azufre, Bifentrin, Cihexaestan, Dicofol, Dinobuton, Fenazaquin, Fenbutaestan, Fenpiroximato, Tebufenpirad y Abamectina.

La nueva especie.

Con respecto al nuevo ácaro, detectado en Sevilla. Se trata del género Eutetranychus spp. Esto quiere decir que hasta fin del verano pasado no estaba exactamente determinada por la novedad de este artrópodo en nuestra zona y el desconocimiento de sus características morfológicas, hábito y ciclo. Se barajaban dos posibilidades Eutetranychus orientalis Klein y Eutetranychus banksi. McGregor. De momento en

nuestras prospecciones se encuentra en Melia azadarach (árbol del paraíso), Koelreuteria paniculata (Jabonero de china) Cercis siliquastrum (árbol del amor) y Citrus aurantium (naranjo amargo). El ataque más virulento se está produciendo en las melias (paraísos) ya que provoca la caída de hoja es esta especie tan utilizada en los viarios y parques sevillanos. Se dferencia de Tetranychus porque Eutetranychus se situa en el haz de la hoja. Morfológicamente con un cuentahilos o un binocular, las diferencias son patentes. Patas más alargadas en los machos (foto_1), coloración de los indiviuos. La forma de los huevos de Eutetranychus es lenticular (foto_2).

Tras consultar con taxónomos de Madrid del CSIC y de Museo de Ciencias Naturales de Londres, se puede asegurar que la especie de Sevilla es E, orientalis. 

Control recomendado actualmente.

Una prueba con dos productos realizada en septiembre, ha dado resultados satisfactorios. Los acaricidas fueron Dicofol 16% + Tetradifon 6% y Fenbutaestan 55%. Las dosis respectivas 250 cc en 200 litros de caldo y 150 cc en 200 litros de caldo. Un gasto de aproximadamente 10 litros por árbol (esto dependerá del tamaño de la copa. El Dicofol 48% puede ser también opción para el tratamiento.  

Se cita el Amblyseius zaheri Yousef & El-Brolossy, ácaro fitoséido como predador de esta especie.  
Dado que este ácaro se elimina fácilmente y de momento no conocemos los niveles de auxiliares, el criterio se debería enfocar hacia el uso del acaricida más barato, con menor nivel de toxicidad y en caso de realizar un segundo tratamiento, alternar el producto.

 articulo de Pedro Torrent en la Web del Ayuntamaiento (Parques y Jardines)
 
 
 
 
 

Publicar un comentario