lunes, 26 de junio de 2017

Erythrina speciosa – árbol coral



Familia: Fabaceae (leguminoseae)

Originaria de Brasil, Antillas 

Originario de Brasil, distribuido por las regiones tropicales y subtropicales de todo el mundo 

Pequeño árbol caducifolio, su altura no suele sobrepasar los 4-5 m. Su corteza es áspera, Sus tallos están provistos de espinas

Hojas: trifoliadas, sus foliolos son anchamente lanceolados, su margen entero, el peciolo terminal tiene un peciolo más largo que los laterales

Flores: en inflorescencias racimosas que aparecen al final de las ramas, de color rojo intenso

Fruto: en legumbre


Se multiplica por semillas y esquejes, requiere un clima cálido, húmedo y fértil 

Conviene darle una poda de rejuvenecimiento cada 3 años aproximadamente para conseguir nuevos tallos y abundante floración   

Erythrina, del griego, indica rojo, speciosa, del latín, vistoso cualidad que se debe a sus flores

Fue introducida en Sevilla para la Expo´92

El nombre de árbol del coral se utiliza en horticultura para indicar a este género de árboles en general, aunque algunas plantas que no están emparentadas con ellos también reciben este nombre

Las hojas de la Erythrina son el alimento de las larvas de algunas especies de 
lepidópteros, muchos pájaros visitan sus flores ya que son ricas en néctar, otros se alimentan de sus semillas.

Existe una especie con la flor rosa “Erythrina speciosa va. Rosea”



Utilizado básicamente como ornamental y sombreante en cultivos, algunos pueblos indígenas utilizan sus semillas con fines medicinales, pero debe tenerse sumo cuidado pues contienen alcaloides que las convierten en tóxicas  

Figura en la relación de plantas venidas al Jardín Americano por la Exposición Universal del 92
 


 Fuentes consultadas: wikipedia, Arboles ornamentales, imagenes de la Red

miércoles, 21 de junio de 2017

Jardín Americano - Sevilla - Expo´92 - XXV aniversario



A iniciativa del Comisario General de la Exposición Universal del 1992 se inició un proyecto con idea de introducir plantas de Iberoamérica, este proyecto se denominó “Operación raíces”

Primero se pensó en utilizar las plantas que iban enviando los distintos países para el ajardinamiento de sus pabellones, constatando la diversidad y rareza de algunas de ellas se pensó en mantener las plantas recibidas unidas, lo que llego a formar una colección de plantas americanas, excepcional

Más tarde se propuso la creación de un invernadero tropical como pabellón temático 
 
De esto, queda poco

La propuesta se perfilo en que el pabellón temático estaría formado por un invernadero, un umbráculo, un pabellón de audiovisuales y unos jardines que los rodearan siendo las plantas americanas el elemento básico  


Ayer día 20 y dentro del programa de actividades que conmemoran el XXV aniversario de la Celebración de Expo´92, en el Aula bioclimática que con posterioridad se ha instalado en ese Jardín con objeto de impartir cursos y divulgar sus contenidos, y organizado por la Asociación de Ciudadanos por el Medio Ambiente, que en la actualidad administra este espacio, se impartió una conferencia sobre  los comienzos de dicho Jardín y sus características que de forma magistral impartió Ricardo Librero López, Arquitecto paisajista que formó parte importante del equipo que llevo a término este proyecto del denominado en su conjunto, Jardín  Americano.

El conferenciante que fue debidamente presentado por Joaquín Apellaniz, Presidente de Ciudadanos por el Medio Ambiente, realizo una introducción  en la que nos relató la historia del espacio, situándolo  al este del área de la Exposición y a la altura del Monasterio de Santa María de las Cuevas, extendiéndose por la orilla del meandro  desde el auditorio de la Exposición  hasta el Pabellón de la Navegación, y del proyecto, nos habló de las dificultades encontradas, como ejemplo: no se conocían  la plantas y por tanto su desarrollo, citando a Mariano Martín Cacao que realizo el trabajo de crear fichas para cada planta y que también se hallaba presente


La planificación se realizó en los años 1989.1990

Destaco de las especificaciones seguidas en la preparación de los terrenos la adición de una capa de sustrato y el haber cuidado especialmente el sistema de drenaje, puesto que estos terrenos tenían en su composición gran cantidad de limos que facilitan en encharcamiento

El riego se instaló por goteo en casi todo el jardín

El diseño estaba formado por parterres irregulares rodeados por caminos de albero, dijo que estos parterres se habían delimitado con piedras pensando en que el desarrollo de las raíces de los árboles no partiese o levantaran si se ponía un muro, sino simplemente desplazaran la piedra fácilmente solucionable 


El equipo que realizó el proyecto estuvo formado por trece personas todos perfectamente programados salvo un equipo flotante el coste final lo situó en 105 millones

Terminada su disertación nos dirigimos a plantar un árbol, donando por la Asociación de Amigos de los Jardines de la Oliva, una Cassia corymbosa, Senna corymbosa, se trata de un arbusto o arbolillo de hoja semiperenne que nos regala unas bonitas flores de color amarillo
  






Durante el trayecto, Ricardo hizo algunas especificaciones sobre algunas de las plantas encontradas

Y como no podía ser de otra manera, el acto termino con un pequeño ágape en el que pudimos refrescar nuestras bocas y degustar sobre todo las deliciosas tortillas aportadas por Alberto de Ciudadanos por el Medio Ambiente

Gracias a Ricardo, a Joaquín y a Alberto por este bonito momento

El recorrido por el jardín nos presenta un espectáculo lamentable, son infinidad las especies que por abandono se han perdido, apuntando que en el año se llevó a efecto una restauración cuyo importe creo fue incluso superior al coste inicial, 

Lo que debió de mantenerse y cuidarse, ejercicio que deben de realizar nuestros políticos en defensa del patrimonio de los ciudadanos se ha dejado por dos veces en total abandono, suciedad, sequedad, destrozos es lo que encontramos 

Es de desear que una vez por todas este jardín sea restaurado, no de cualquier manera, con las plantas que en su día tuvo, plantas americanas que lo conviertan en un jardín botánico no solo para el estudio de a quienes interese, también para el recreo de los ciudadanos, de alguna manera se considera como un legado de la Expo al pueblo sevillano
Tampoco el pueblo, salvo un puñado de personas sensibles tiene demasiado interés en ejercer sus derechos de que esto se restaure y no vuelva a abandonarse

Dar un paseo por este, que debería ser bello espacio, en lugar de poder disfrutar de todo el esfuerzo en el realizado y de todo lo invertido, dan ganas de llorar, las imágenes creo que lo demuestran 

Muchos tienen necesidades, aquí se han tirado los millones por la borda con toda impunidad