miércoles, 9 de febrero de 2011

Acacia negra / Aromo australiano / Acacia melanoxylon

 


Familia: Fabaceae

Origen: Australia

Árbol perennifolio, con una altura entre 8 a 15 m pudiendo llegar a los 45 m de altura, recto, con densa copa piramidal. Su sistema radicular también es denso, fuerte y superficial con tendencia a producir hijuelos.

Aquí pueden apreciarse los hijuelos y  los dos tipos de hojas

Sus hojas son bipinnadas en plantas o ramas jóvenes, la planta cuando es adulta sustituye las hojas por  filodios de 7 a 10 cm de longitud, en color grisáceo o verde negruzco, suavemente curvos y con 3ª y nervios paralelos muy finos pero marcados, son estructuras en las que desaparece el limbo y  se ensancha el peciolo
 

Sus flores reunidas en cabezuelas globosas, color amarillo pálido, cada inflorescencia cuenta entre treinta y cuarenta flores
 


Fruto en vaina de color rojizo-pardo de 2 a 3 cm de longitud, la semilla, negra, redonda achatada está rodeada por un hilo rojo que atrae a los pájaros, cuando las aves la comen, el área de dispersión se amplia. Si no hay aves se almacena en el suelo, está viva durante varios años. Si la colocamos en agua muy caliente durante un noche, o se expone al sol o tras un incendio comienza su reproducción.

 

frutos y semillas
 
Es nativa de Australia se la conoce como “madera negra de Tasmania” que es lo que significa melanoxylon, cualidad que la hace muy apreciada por los ebanistas

Es de rápido crecimiento y aunque se adapta, prefiere los climas fríos



tronco
 
Se ha cultivado como ornamental y como forestal para asentar suelos y contener dunas, pero se debe tener cuidado ya que es una especie invasora.

En Sevilla el único ejemplar que he encontrado se encuentra en la glorieta de los Marineros Voluntarios, esquina del Paseo de las Delicias con el Puente que lleva a la Calle Asunción
 


Publicar un comentario