miércoles, 9 de mayo de 2018

Fagus sylvatica – Haya



Familia: Fabaceae

Origen: centro y oeste de Europa

El haya es uno de los árboles que gozan de mayor porte en nuestras latitudes, puede alcanzar los 30 – 40 m de altura las formas tanto de su tronco como de su copa son diversas, dependiendo de factores tales como si vive aislada en grupo, y de las condiciones de su espacio

Su tronco es grueso con corteza lisa durante casi toda su vida, en color grisáceo claro y bastante recto si está en el bosque

Los bosques de hayas se denominan hayedos

Los más importantes se encuentran en la zona cantábrica, importante es el hayedo de  Irati

Sus ramas principales crecen casi erectas, las secundarias suelen hacerlo horizontales al suelo, su follaje es muy denso

Hojas: caducas aparecen en primavera, comienzan por ser unas características yemas estrechas y picudas, de color marrón, una vez extendida la hoja se disponen en planos horizontales recibiendo con eficacia la luz solar, su forma es elíptica con borde entero y ciliado (con pelos pequeños y delgados), cortamente pecioladas y en color verde claro que con el tiempo oscurece, los nervios laterales son paralelos 



Cuando el árbol ha alcanzado su desarrollo, no permite crecer a casi ninguna otra planta de ahí el dicho de “A tierra de hayas, nunca vayas”

Especia monoica

Flores: a la par que las hojas aparecen las flores unisexuales: las masculinas se agrupan en inflorescencias globulares y colgantes sobre pedúnculos vellosos que se mueven con el viento, las pequeñas flores que forman la inflorescencia están formadas por un cáliz con entre 4-6 lóbulos en cuyo interior aparecen los estambres con grandes anteras amarillas 


Las flores femeninas, en menor cantidad aparecen en los extremos de los brotes, parecidas a las masculinas, con pedúnculos más cortos y erguidas, se componen de 4 a 6 sépalos vellosos entre los que asoman tres estigmas pelosos y curvados  


Fruto:  denominado hayuco, es un fruto seco, de color marrón semejan pequeñas avellanas con forma de tetraedro, aparecen dos a dos dentro de una cápsula espinosa que se abre en cuatro valvas. Sirve de alimento a numerosos animales del bosque, la semilla es rica en almidón y aleuronas ( sustancias oleosas) son comestibles aunque con un sabor amargo



Es un árbol de lento crecimiento que gusta de la humedad atmosférica. Pero no de los encharcamientos de suelo

De forma espontánea forma bosques en todas las montañas del norte de la península y en parte de la zona media, donde también puede verse como árbol vial, aunque no es demasiado utilizada 

En otoño sus hojas se tornan amarillentas antes de caer, mostrando un maravilloso aspecto otoñal 

Los hayucos sirven para el engorde del cerdo, también se extrae de él un aceite utilizado para quemar y con uso también comestible, que tiene la propiedad de no volverse rancio

Las hojas poseen propiedades medicinales 

Su madera es muy apreciada por ser fácil de tallar, tornear y pulir 

Aunque Sevilla no tiene un clima propicio a esta especie, podemos encontrarlo en el Jardín de la antigua Huerta de la Alcoba


Fuentes consultadas: “Árboles Ornamentales de Navarra, Wikimedia, Arbolapp,es, Arboles con Alma  Imágenes de la Red
Publicar un comentario