viernes, 28 de enero de 2011

Ciprés de Arizona, ciprés azul, ciprés blanco – Cupressus arizónica – cupressaceae

 


Familia: Cupressaceae

Natural del sudoeste de Norteamérica, en el sur de Estados Unidos de América y norte de México

Es una conífera, perennifolia, monoica, de porte mediano, alrededor de 15 a 25 metros, y de rápido crecimiento, con una copa piramidal. El tronco puede alcanzar los 50 cm de diámetro. Su corteza lisa, de color pardo rojizo e desprende en láminas verticales.  Su follaje gris-verde o azul-verde.
 

Sus hojas son escuamiformes o imbricadas, con su ápice levantado, Están provistas de glándulas resinosas en el dorso.

Tiene estróbilos masculinos terminales, con forma ovoide, tamaño unos 3 mm

Sus estróbilos femeninos globosos, leñosos con 6-8 escamas mucronadas de color verdoso-pardo en la juventud y marrón en la madurez que se separan para dejar paso a las semillas

 
 
Su madera es amarillenta de grano fino muy utilizada como combustible y en carpintería, tolera perfectamente la poda, lo que unido a su porte compacto la hace idónea para la formación de setos y de barreras cortavientos.
 

Es una especie muy resistente, al frio, al calor y la sequia, tolerando todo tipo de suelos

Su nombre Cupressus viene de Kas – crecer y parisos – crecer de forma uniforme

Existen unas siete variedades diferentes de cipreses


 

Publicar un comentario