miércoles, 12 de enero de 2011

Laurel de Indias- Ficus retusa, Ficus microcarpa, Ficus nitida


Familia: Moraceae

Procede de Asía, Australia, China, es un árbol tropical de hoja perenne, muy resistente,

Árbol siempre verde que goza de un gran desarrollo y una densa copa, ideal para dar sombra, debiéndose tener cuidado en donde se planta por su importante sistema radicular que puede llegar a levantar las calles

Su tronco es grueso, ramificado a poca altura, si se pincha segrega látex, su corteza es lisa, color gris

 

Sus hojas alternas, color verde brillante en el haz y textura coriácea, forma ovado elípticas, con el ápice acuminado pero redondeado y la base estrecha, nerviación no destacada, solamente el nervio central es prominente por su envés, peciolo algo acanalado. Son tóxicas si se ingieren , no obstante tienen aplicaciones medicinales sobre heridas y magulladuras 



Flores: en color blanco, insignificantes, carecen de interés ornamental

Fruto, higo, (sicono) globoso, está formado por un conjunto de flores modificadas. su color verde amarillento, purpureo cuando está maduro, está en el árbol todo el año cayendo constantemente al suelo


 

Se poliniza a través de una avispa (la avispa del higo)

Se  multiplica por esquejes

es sensible a las heladas, la gusta la exposición a pleno sol y sombra parcial, suelos fértiles y bien drenados, resiste la sequia


Es uno de los árboles mas comunes en ciudades de clima cálido, por el tamaño de su sombra, pero siempre plantados en grandes espacios como plazas o glorietas, parques, etc Pues sus raíces son agresivas

En algunos sitios se considera especie invasora

Este bello árbol podemos considerarlo muy ecológico, purifica el aire filtrando los gases tóxicos y produciendo oxigeno con lo que consigue hacer más habitables los espacios públicos

Muy fácil de mantener pues soporta bien tanto la contaminación atmosférica como la sequia, únicamente le teme a las bajas temperaturas. Podemos cultivarlo en maceta en nuestra casa, incluso podemos cultivarlo como bonsái, admite muy bien las podas ya que cicatriza sus heridas con el mismo látex que segrega

Este ficus también puede desarrollarse como epifito, germinando su semilla en la copa de otro árbol, desde aquí emite sus raíces que se deslizan por el tronco del árbol anfitrión hasta alcanzar el suelo. En ese momento comienza a engrosar, llegando a estrangularlo, por ello recibe también los nombres de  matapalo

En el Parque de Maria Luisa tenemos dos bellisimos ejemplares, uno en la pradera del Sello, también tenemos magnificos ejemplares en el jardín del bar la Raza, justo detras de la glorieta de San Diego, y enfrente del palacio de Exposiciones y congresos. Así mismo hay un esplendido ejemplar en la plaza de San Leabndro, en la Plaza de la Concordia, La generosa  sombra y frescor que estos árboles aportan a una ciudad como Sevilla en sus fechas estivales no tiene precio, además  de descontaminarnos el aire. Muchos deberian reflexionar antes de decir, ante un árbol talado, "Solo era un árbol" engendra incultura, desagradecimiento y falta de sensibilidad,  pensarlo.

 


No hay comentarios: