jueves, 18 de agosto de 2011

Ailanthus altíssima - Árbol del cielo

Árbol del cielo


Ailantho, árbol de los dioses

Ailanthus altíssima .Mill



Originario de China, se ha naturalizado en la región mediterránea. Se considera un árbol celestial porque sus ramas miran al cielo, se utiliza mayormente como árbol ornamental en los parques

Es un árbol de hoja caduca, de gran porte puede llegar a los 25 m de altura, su corteza es gris y fisura con la edad, sus hojas compuestas, largas, pecioladas y pinnadas con un olor desagradable, sus frutos lucen en grandes racimos colgantes, son de color rojizo, alados (en forma de sámara) de unos 5 cm de longitud, con la semilla en el centro, se expande y germina con mucha facilidad, llegando a considerarse como árbol invasor

Se suele evitar la plantación de árboles masculinos, ya que las flores producen mal olor

Fructifica a primeros de otoño, tornándose realmente atractivo al pasar del color verde a tonos dorados y rojizos

De sus hojas podemos extraer un colorante amarillo para teñir tejidos y lana y también podemos utilizarlo en la fabricación de papel por la cantidad de celulosa que contiene.

Posee propiedades medicinales, como astringente, antihelmíntico, antidiarreico, rubefaciente y emético. Una dosis grande tiene efectos purgantes su corteza es vermífuga, pero el jugo de su hojas es tóxico

Su madera de color amarillo, ligeramente rosada es ligera y fácil de trabajar y pulimentar , resiste los cambios de humedad, pero tolera mal los esfuerzos mecánicos

Tiene un rápido crecimiento, Soporta bien la contaminación y suele utilizarse para conservar el suelo

Publicar un comentario